RNOVA

SECURITY ASTURIAS

Delegado de Protección de Datos (DPD)

¿Qué es el Delegado de Protección de Datos?

 

El Delegado de Protección de Datos (DPD) o Data Protection Officer (DPO)  es una persona o empresa experta en protección de datos y seguridad de la información. La designación de un DPD corresponde a los responsables y encargados de los tratamientos de datos personales y su selección se debe realizar con diligencia atendiendo a las cualidades profesionales y no a una titulación o certificación específica.

Fuente AEPD

 

Empresas obligadas a tener un DPD

Los responsables y encargados del tratamiento deberán designar un delegado de protección de datos en los supuestos previstos en el artículo 37.1 del Reglamento (UE) 2016/679 y, en todo caso, cuando se trate de las siguientes entidades:

 

a) Los colegios profesionales y sus consejos generales, regulados por la Ley 2/1974, de 13 febrero, sobre colegios profesionales.

b) Los centros docentes que ofrezcan enseñanzas reguladas por la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, y las Universidades públicas y privadas.

c) Las entidades que exploten redes y presten servicios de comunicaciones electrónicas conforme a lo dispuesto en la Ley 9/2014, de 9 de mayo, General de telecomunicaciones, cuando traten habitual y sistemáticamente datos personales a gran escala.

d) Los prestadores de servicios de la sociedad de la información cuando elaboren a gran escala perfiles de los usuarios del servicio.

e) Las entidades incluidas en el artículo 1 de la Ley 10/2014, de 26 de junio, de ordenación, supervisión y solvencia de entidades de crédito.

f) Los establecimientos financieros de crédito regulados por Título II de la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial.

g) Las entidades aseguradoras y reaseguradoras sometidas a la Ley 20/2015, de 14 de julio, de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras.

h) Las empresas de servicios de inversión, reguladas por el Título V del texto refundido de la Ley del Mercado de Valores, aprobado por Real Decreto Legislativo 4/2015, de 23 de octubre.

i) Los distribuidores y comercializadores de energía eléctrica, conforme a lo dispuesto en la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del sector eléctrico, y los distribuidores y comercializadores de gas natural, conforme a la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del sector de hidrocarburos.

j) Las entidades responsables de ficheros comunes para la evaluación de la solvencia patrimonial y crédito o de los ficheros comunes para la gestión y prevención del fraude, incluyendo a los responsables de los ficheros regulados por el artículo 32 de la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo.

k) Las entidades que desarrollen actividades de publicidad y prospección comercial,incluyendo las de investigación comercial y de mercados, cuando lleven a cabo tratamientos basados en las preferencias de los afectados o realicen actividades que impliquen la elaboración de perfiles de los mismos.

l) Los centros sanitarios legalmente obligados al mantenimiento de las historias clínicas de los pacientes con arreglo a lo dispuesto en la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica.

m) Las entidades que tengan como uno de sus objetos la emisión de informes comerciales que puedan referirse a personas físicas.

n) Los operadores que desarrollen la actividad de juego a través de canales electrónicos, informáticos, telemáticos e interactivos, conforme a lo dispuesto en la Ley 3/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego.

ñ) Quienes desempeñen las actividades reguladas por el Título II de la Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada.

 

Fuente AEPD

Funciones de un DPD

 

Entre las tareas que se atribuyen al Delegado de Protección de Datos están:

 

a) informar y asesorar al responsable o al encargado del tratamiento y a los empleados que se ocupen del tratamiento de las obligaciones que les incumben en virtud del Reglamento Europeo de Protección de Datos (GDPR) y de otras disposiciones de protección de datos de la Unión o de los Estados miembros;

 

b) supervisar el cumplimiento de lo dispuesto en el  GDPR, de otras disposiciones de protección de datos de la Unión o de los Estados miembros y de las políticas del responsable o del encargado del tratamiento en materia de protección de datos personales, incluida la asignación de responsabilidades, la concienciación y formación del personal que participa en las operaciones de tratamiento, y las auditorías correspondientes;

 

c) ofrecer el asesoramiento que se le solicite acerca de la evaluación de impacto relativa a la protección de datos y supervisar su aplicación de conformidad con el artículo 35;

 

d) cooperar con la autoridad de control;

 

e) actuar como punto de contacto de la autoridad de control para cuestiones relativas al tratamiento, incluida la consulta previa a que se refiere el artículo 36, y realizar consultas, en su caso, sobre cualquier otro asunto. 2

 

El delegado de protección de datos desempeñará sus funciones prestando la debida atención a los riesgos asociados a las operaciones de tratamiento, teniendo en cuenta la naturaleza, el alcance, el contexto y fines del tratamiento.

 

En definitiva, el Delegado de Protección de Datos velará porque se cumpla la normativa de protección de datos en las organizaciones y actuará como interlocutor del responsable o encargado del tratamiento ante la Agencia Española de Protección de Datos y las autoridades autonómicas de protección de datos.

 

El Reglamento europeo de Protección de Datos atribuye al Delegado, competencias mucho más amplias que las atribuidas al responsable de seguridad, figura regulada en el Reglamento que desarrolla la Ley Orgánica de Protección de Datos española, y que está encargado únicamente de “coordinar y controlar las medidas de seguridad” sobre la materia.

 

Certificarse como DPD con el esquema de la AEPD

 

Aunque no es necesario ninguna certificación para ser DPD, si es imprescindible para aquellas personas que se dediquen a la Seguridad de la Información, por ello la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha creado un esquema de certificación.

 

Si no tienes experiencia tendrás que hacer un curso homologado por alguna entidad de certificación y presentarte a un examen de 4 horas tipo test con los tres temarios que marca el esquema de la AEPD, si ya posees más de cinco años de experiencia podrás presentarte al examen sin hacer el curso.

 

En España, a febrero de 2018, no hay ningún curso homologado ni tampoco ningún examen convocado, por lo que tendrás que esperar uno meses.

 

 

Enrique Moreno

Auditor en 27001 certificado por Bureau Beritas

Socia Consultor, Rnova Security